Neuromodulacion

La neuromodulación funciona estimulando activamente a los nervios para poder producir una respuesta biológica natural o aplicando agentes farmacéuticos dirigidos en pequeñas dosis directamente al lugar de acción.

Los aparatos de neuroestimulación implican la aplicación de electrodos en el cerebro, la médula espinal o los nervios periféricos. Estos cables son colocados con precisión y son conectados a través de un cable de extensión a un generador de pulsos y una fuente de energía, lo que genera la estimulación eléctrica que es necesaria para este proceso. Una corriente eléctrica de bajo voltaje pasa del generador al nervio y el resulta en inhibir señales de dolor o estimular los impulsos neuronales donde estuvieron ausentes anteriormente.

En el caso de los agentes farmacológicos entregados a través de bombas implantadas, el medicamento se puede administrar en dosis más pequeñas porque no tiene que ser metabolizado y pasar a través del cuerpo antes de llegar a la zona objetivo. Dosis más pequeñas, en el rango de 1/300 de una dosis oral, pueden significar menos efectos secundarios, mayor comodidad del paciente y mejor calidad de vida.

La mayoría de las personas piensan en neuromodulación en el contexto del alivio del dolor crónico, que es la indicación más común. Sin embargo, hay una gran cantidad de aplicaciones de neuromodulación, como el tratamiento de estimulación cerebral profunda para la enfermedad de Parkinson, la estimulación del nervio sacro para trastornos pélvicos e incontinencia, y la estimulación de la médula espinal para trastornos isquémicos (angina, enfermedad vascular periférica).

Estimulación de la médula espinal

La estimulación no elimina la fuente de dolor, simplemente interfiere con la señal al cerebro, y por lo tanto la cantidad de alivio del dolor varía para cada persona. Además, algunos pacientes encuentran desagradable la sensación de hormigueo. El objetivo de la estimulación de la médula espinal es una reducción del 50-70% en el dolor. Sin embargo, incluso una pequeña cantidad de reducción del dolor puede ser significativa si te ayuda a realizar tus actividades diarias con menos dolor y reduce la cantidad de analgésicos que tomas. La estimulación no funciona para todos. Si no tiene éxito, el implante se puede extraer y no daña la médula espinal o los nervios.

Algunos aparatos de SCS utilizan una corriente de baja frecuencia para reemplazar la sensación de dolor con una sensación leve de hormigueo llamada parestesia. Otros dispositivos SCS utilizan pulsos de alta frecuencia o ráfaga para enmascarar el dolor sin sensación de hormigueo. Una configuración libre de parestesia es una opción en la mayoría de los dispositivos.

La estimulación no elimina la fuente de dolor. Simplemente cambia la forma en que el cerebro lo percibe. Como resultado, la cantidad de alivio del dolor varía para cada persona. El objetivo de SCS es una reducción del 50 al 70% en el dolor. Sin embargo, incluso una pequeña cantidad de reducción del dolor puede ser significativa si te ayuda a realizar actividades diarias y reduce la cantidad de analgésicos que tomas. SCS no mejora la fuerza muscular.

Terapia de Intrathecal Pump

El espacio lleno de líquido alrededor de la médula espinal se denomina el espacio subaracnoideo o intratecal. El líquido cefalorraquídeo fluye a través de esta zona, protegiendo el cerebro y la médula espinal. Una bomba de medicamentos intratecal funciona de manera más eficiente que la medicación oral porque administra medicamentos directamente en el CSF, evitando el camino que la medicación oral toma a través de su cuerpo. De hecho, generalmente necesita alrededor de 1/300 la cantidad de medicamentos (morfina o baclofeno) con una bomba que cuando se toma oral.

La bomba es un aparato de metal redondo del tamaño de un disco de hockey que se implanta quirúrgicamente debajo de la piel del abdomen. Un pequeño tubo de plástico, llamado catéter, se coloca quirúrgicamente en el espacio intratecal de la columna vertebral y se conecta a la bomba (Fig. 1). Un espacio dentro de la bomba llamado el depósito contiene el medicamento.

La bomba está programada para desprender lentamente los medicamentos durante un período de tiempo. También se puede programar para desprender diferentes cantidades de medicamentos en diferentes momentos del día, dependiendo de sus necesidades cambiantes. La bomba almacena la información sobre su receta médica en su memoria, y su médico puede revisar fácilmente esta información con el programador. Cuando el aparato está vacío, el médico o enfermero rellena la bomba insertando una aguja a través de la piel y en el puerto de llenado en la parte superior del aparato

Esta terapia es completamente reversible si algun dia decides retirar la bomba.

Programa tu visita Hoy

Testimonios

Lugar increible! Poco tiempo de espera, recepcionista amable, la enfermera del Dra. Garza es muy amable también. Es respetable y atento y se nota que a la Dra. en realidad le importaba mi bienestar. A veces el asma es muy difícil de controlar pero ella hace los necesario para hacerme sentir mejor. La e recomendado a mis amigas y todas dicen lo mismo sobre ella.

Jenilyn Jenson

Fui referida al Dr. Galván por mi doctor y les tengo que decir lo increíble que es el doctor y su equipo. Te trata como si fueras el único paciente que tiene que atender. Pasara el tiempo necesario contigo para asegurarse que estás cómodo con la operación que él realizara. No sentí que me estaba apresurando para que el pueda ver al paciente que seguia despues de mi como me he sentido con otros médicos. Gracias Dr. Galván por ser tan amable y compasivo conmigo antes y después de mi operación.

Arlene Wms-Tillman

Es un doctor muy profesional, me realizó la cirugía de fusión posterior y durante el proceso sentí que estaba en las manos de médicos excelentes, me informaron de todos los procedimientos, etc.. Dr Galván es uno de los mejores neurocirujanos en el área.

Rosa Martha Jimenez

El Dr. George Galván estuvo preparado para mi visita inicial. Tenía las fotos de MRI necesarias que indicaba que la cirugía era la respuesta a mi problema. Su equipo fue muy paciente y cooperativo con la aprobación del seguro y conmigo también. La mañana de la cirugía todos en el Stone Oak Methodist Hospital fueron muy profesionales y tomaron las medidas necesarias para que yo esté cómoda. No me imagino un cuidado mejor del que recibí del equipo del hospital en el piso quirurjico. Gracias a Dios!

Brenda Richardson

Contáctenos

Llena este formulario y te contestaremos lo más pronto posible.