Neurocirugia

La neurocirugía es la cirugía del sistema nervioso. 

Neurocirugía es la especialización quirúrgica que trata enfermedades y trastornos del cerebro y la médula espinal. El dolor de espalda a veces puede producir síntomas neurológicos como entumecimiento, debilidad muscular y pérdida del control intestinal y vesical debido a la disfunción en la raíz nerviosa.

Estos síntomas son indicadores de que la neurocirugía es necesaria para tratar la causa subyacente del dolor de espalda en comparación con los tratamientos conservadores. Los procedimientos para tratar el dolor de espalda en el ámbito de la neurocirugía incluyen discectomía, laminectomía y cirugía de fusión espinal.

Un neurocirujano es un médico o doctor en medicina osteopática que ha completado una residencia de cinco o seis años que se centra en el tratamiento quirúrgico de pacientes con condiciones neurológicas.

Un neurocirujano está entrenado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos del cerebro, columna vertebral, médula espinal, nervios, vasculatura intracraneal e intraespinal. Un neurocirujano puede completar un entrenamiento adicional con una beca de la columna vertebral y especializarse en cirugía de columna vertebral

Derivación Ventriculoperitoneal

Una derivación ventriculoperitoneal es un dispositivo médico que alivia la presión sobre el cerebro causada por la acumulación de líquido.

La derivación ventriculoperitoneal es un procedimiento quirúrgico que trata principalmente una condición llamada hidrocefalia. Esta condición ocurre cuando el exceso de líquido cefalorraquídeo (LCR) se acumula en los ventrículos del cerebro. El fisbel del cerebro amortigua el cerebro y lo protege de lesiones dentro del cráneo. El líquido actúa como un sistema de entrega de nutrientes que su cerebro necesita, y también quita los productos de desecho. Normalmente, el CSF fluye a través de estos ventrículos a la base del cerebro. El líquido entonces cubre el cerebro y la médula espinal antes de que se reabsorbe en la sangre.

Cuando se interrumpe este flujo normal, la acumulación de líquido puede crear una presión dañina sobre los tejidos del cerebro, lo que puede dañar el cerebro. Los médicos colocan quirúrgicamente derivaciones ventriculoperitoneales dentro de uno de los ventrículos del cerebro para desviar el líquido del cerebro y restaurar el flujo normal y la absorción del líquido cefalorraquídeo.

Personas de cualquier edad pueden desarrollar hidrocefalia y, por lo tanto, requieren una derivación ventriculoperitoneal. Sin embargo, según la Mayo Clinic, la hidrocefalia es más probable que ocurra en bebés y adultos mayores. El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS) estima que de 1 a 2 de cada 1.000 bebés nacen con hidrocefalia.

El exceso de líquido puede acumularse alrededor del cerebro por varias razones, entre ellas:

  • Sobreproducción de CSF
  • Mala absorción del CSF por los vasos sanguíneos
  • Bloqueos que impiden que el líquido fluya por todo el cerebro

Los bloqueos son la causa más común de hidrocefalia. Los quistes, tumores o inflamación en el cerebro pueden impedir el flujo normal del CSF y crear una acumulación insegura. Los síntomas de la hidrocefalia pueden incluir:

  • Tamaño grande de la cabeza
  • Dolores de cabeza
  • Convulsiones
  • Irritacion
  • somnolencia excesiva
  • Incontinencia
  • Falta de apetito
  • retrasos cognitivos o regresión
  • Perdida de memoria
  • coordinación deficiente
  • visión deteriorada

Las pruebas de diagnóstico por imágenes pueden confirmar el diagnóstico de hidrocefalia. Las tomografías computarizadas, las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas permiten a los médicos ver las caries y los tejidos dentro del cerebro. Las pruebas mostrarán si las áreas del cerebro contienen más líquido de lo normal.

Tumores

Un tumor es un crecimiento anormal de células que no sirve ningún objetivo. Un tumor benigno no es un tumor maligno, que es cáncer. No invade el tejido cercano ni se propaga a otras partes del cuerpo de la manera en que el cáncer puede. En la mayoría de los casos, el pronóstico con tumores benignos es muy bueno. Sin embargo, los tumores benignos pueden ser graves si están expuestos en estructuras vitales como vasos sanguíneos o nervios. Por lo tanto, a veces requieren tratamiento y otras veces no lo requieren. Qué hace que se forme un tumor benigno? A menudo se desconoce la causa. Sin embargo, el crecimiento de un tumor benigno podría estar relacionado con:
What causes a benign tumor to form? Often the cause is unknown. But the growth of a benign tumor might be linked to:

  • Environmental toxins, such as exposure to radiation
  • Genetics
  • Diet
  • Stress
  • Local trauma or injury
  • Inflammation or infection
En muchos casos, los tumores benignos no necesitan tratamiento. Los médicos pueden simplemente usar "espera vigilante" para asegurarse de que no causan problemas. Sin embargo, puede ser necesario un tratamiento si los síntomas son un problema. La cirugía es un tipo común de tratamiento para tumores benignos. El objetivo es extirpar el tumor sin dañar los tejidos circundantes. Otros tipos de tratamiento pueden incluir medicamentos o radiación.

Tumores Cerebrales

Un tumor cerebral, conocido como un tumor intracraneal, es una masa anormal de tejido en la que las células crecen y se multiplican incontrolablemente. Se han documentado más de 150 tumores cerebrales diferentes, pero los dos grupos principales de tumores cerebrales se denominan primarios y metastásicos. primary and metastatic.

Los tumores cerebrales primarios incluyen tumores que se originan en los tejidos del cerebro o en el entorno inmediato del cerebro. Los tumores primarios se clasifican como gliales (compuestos de células gliales) o no gliales (desarrollados en o en las estructuras del cerebro, incluidos los nervios, los vasos sanguíneos y las glándulas) y benignos o malignos. glial cells) or non-glial (developed on or in the structures of the brain, including nerves, blood vessels and glands) and benign or malignant.

Los tumores cerebrales metastásicos incluyen tumores que surgen en otras partes del cuerpo (como la mama o los pulmones) y migran al cerebro, generalmente a través del torrente sanguíneo. Los tumores metastásicos se consideran cáncer y son malignos.

Los tumores metastásicos en el cerebro afectan a casi uno de cada cuatro pacientes con cáncer, o a unas 150.000 personas al año. El 40 por ciento de las personas con cáncer de pulmón desarrollarán tumores cerebrales metastásicos. En el pasado, el resultado para los pacientes diagnosticados con estos tumores no era muy bueno, con supervivencia típicas de sólo varias semanas. Las herramientas de diagnóstico más sofisticadas, además de los innovadores enfoques quirúrgicos y de radiación, han ayudado a que el promedio de supervivencia a ampliarse hasta años; y también permitió una mejor calidad de vida para los pacientes después del diagnóstico.

Tratamiento quirúrgico del cerebro y la columna vertebral

Cirugía intracraneal: En la cirugía intracraneal, los endoscopios se introducen en el cerebro a través de aberturas de cráneo muy pequeñas, después de lo cual se pueden colocar pequeños instrumentos a través de la misma abertura con el propósito de realizar biopsia tumoral endoscópica, biopsia coloides, resección de quistes, y fenestración de quistes endoscópicos, así como para tratar la hidrocefalia. Las operaciones pueden durar de unos 15 minutos a una hora, y los pacientes suelen ser dados de alta al día siguiente del hospital.

Cirugía de la columna vertebral: La cirugía de la columna vertebral también se puede realizar endoscópicamente para una serie de condiciones que afectan la columna vertebral, incluyendo hernias lumbares y torácicas, dolor de espalda crónico y fracturas por compresión, entre otras. Los procedimientos para la corrección de estas condiciones incluyen cirugía transtorácica asistida por video, fusión lumbar asistida por computadora y discectomía lumbar. Estos se pueden realizar bajo anestesia local o general y los pacientes a menudo se van a casa en tan solo un día después del procedimiento.

Programa tu visita Hoy

Testimonios

Lugar increible! Poco tiempo de espera, recepcionista amable, la enfermera del Dra. Garza es muy amable también. Es respetable y atento y se nota que a la Dra. en realidad le importaba mi bienestar. A veces el asma es muy difícil de controlar pero ella hace los necesario para hacerme sentir mejor. La e recomendado a mis amigas y todas dicen lo mismo sobre ella.

Jenilyn Jenson

Fui referida al Dr. Galván por mi doctor y les tengo que decir lo increíble que es el doctor y su equipo. Te trata como si fueras el único paciente que tiene que atender. Pasara el tiempo necesario contigo para asegurarse que estás cómodo con la operación que él realizara. No sentí que me estaba apresurando para que el pueda ver al paciente que seguia despues de mi como me he sentido con otros médicos. Gracias Dr. Galván por ser tan amable y compasivo conmigo antes y después de mi operación.

Arlene Wms-Tillman

Es un doctor muy profesional, me realizó la cirugía de fusión posterior y durante el proceso sentí que estaba en las manos de médicos excelentes, me informaron de todos los procedimientos, etc.. Dr Galván es uno de los mejores neurocirujanos en el área.

Rosa Martha Jimenez

El Dr. George Galván estuvo preparado para mi visita inicial. Tenía las fotos de MRI necesarias que indicaba que la cirugía era la respuesta a mi problema. Su equipo fue muy paciente y cooperativo con la aprobación del seguro y conmigo también. La mañana de la cirugía todos en el Stone Oak Methodist Hospital fueron muy profesionales y tomaron las medidas necesarias para que yo esté cómoda. No me imagino un cuidado mejor del que recibí del equipo del hospital en el piso quirurjico. Gracias a Dios!

Brenda Richardson

Contáctenos

Llena este formulario y te contestaremos lo más pronto posible.